RETO TAHISIANO #4 | DIENTE DE LEÓN

domingo, 30 de octubre de 2016


Imagen de google



Relato escrito para el reto tahisiano (Octubre)
Bloque utilizado: C (Música) 

La suave brisa acarició en el momento más inesperado la vegetación de aquel campo. La acompañó un silbido casi inaudible. Lo que para el resto de árboles, de flores…  fue un susurro, para aquel diente de león fue un vendaval que cambió su existencia por completo y para siempre. Un leve soplido del viento deshizo a aquella diminuta figura de algodón, multiplicándola en livianas semillas que pronto colmarían de dicha a otro ser en otro remoto lugar. Y mientras, la raíz de aquella belleza extinta se preguntó por qué Eolo arrasó su vida sin compasión. Por qué le habían arrebatado el sentir ese tacto aterciopelado, por qué se notaba desnuda ante un mundo que ya no parecía suyo. Fuera de lugar. No sabía cuál sería su camino a partir de ese momento. Un día completa, al siguiente vacía. 

Aquella raíz seguiría allí, donde ayer, donde siempre. En aquel hogar que un día había sido de dos, por si el otro pedazo de su ser volviera en algún momento a través del cielo, donde le vio esa última vez. Por si las estrellas escuchaban sus plegarias. Por si existía un ápice de justicia en la tierra.

Aquella raíz seguiría allí, sobreviviendo en vez de vivir. Entonando melancólicas melodías y soñando… Esperando de nuevo ese contacto, el único que saciaría su sed.

Los días se volverían eternos, las noches oscuras… El tiempo se convirtió en su enemigo y la espera en su fiel compañera. Se acostumbró a hilvanar en las mañanas los fragmentos de su destrozado corazón, pero no hallaba la pieza del puzle que le completaba, así que cada medianoche los volvía a separar.

Un día, hace mucho tiempo, se enfrentó al miedo sin saber que su mayor temor siempre fue ser olvidada. Aquel sentimiento llamaba cada amanecer a la puerta, que mantuvo siempre abierta, esperando a que volviera. Esperando volver a ser quien hace tiempo era.

***

Pasado un tiempo unas gotas de lluvia acariciaron aquel cuerpo marchito. Sintió ese familiar frescor e inhaló el aroma tan peculiar que brinda la tierra mojada. Esa tierra que nunca había dejado de sujetar aquellas raíces y quien la ayudaría de nuevo a abrirse ante los cálidos rayos de sol. Había olvidado tantas sensaciones… y deseó no solo recordarlas, sino volver a experimentarlas, una y otra vez.

Buscó la fuerza en su interior, los anhelos que un día tuvo y a sabiendas que nunca le sería devuelto ese pedazo de su corazón decidió construirse uno idéntico que le sustituyese. No sería igual, por lo que utilizó un color diferente. Siempre sería una parte de él, siempre seguiría latente. Lo observó completo al fin, acabado  en miles de tonalidades y en ese momento, sintió cómo un nuevo tacto aterciopelado volvía a emerger de ella. Poco después volvió a lucir un vestido blanco y vaporoso. A veces el viento llevaba o traía partes de ella. A veces abría su caja de recuerdos. A veces sentía frío, pero encontró en ella misma un abrigo.

Siempre sería un diente de león. En ocasiones vestida, en otras desnuda, pero siempre ella. 

***




Canción de inspiración:  





7 comentarios:

  1. ¡Sara!
    Me ha encantado. ¡Precioso! Qué arte tienes, so asquerosa, qué pluma. O boli, que nadie escribe ya con pluma :P
    Un besazo como la copa de un pino para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja muchas gracias Cam!!! Y me conozco a una que no se puede quejar de su pluma, o boli ;P
      ¡Un besazo artista!

      Eliminar
  2. Hola guapi!
    Qué relato más bonito! Sigue así!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!
    Pero que pedazo de relato *.*
    Me ha encantado Sara!!! Estás hecha toda una artista. Me ha encantado el enfoque que le has dado a algo tan natural.
    Por cierto, no se por qué no te seguían aún!!! Pero ya le he puesto solución ^.^
    Volveré más a menudo para ver más relatos :D

    Besitos muuuuy fuertes ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras y por seguirme en este blog :D
      Y sí, espero volver a verte por aquí (L)
      ¡Un besazoooo! ♥

      Eliminar
  4. Saritaaaa! Madre mía, qué bien has descrito todo, he podido sentir la angustia y la nostalgia de una... PLANTA! Solo tú podrías conseguir eso. Te ha quedado precioso y yo me he quedado sin palabras. Con solo decirte que casi lloro jajajajajaja.

    Un besote reina ^^

    ResponderEliminar