INSPIRÁNDOME CON UN ELEMENTO #15 | EL REFUGIO.

miércoles, 2 de noviembre de 2016





Reto originario del blog “ficción romántica”. Consiste en escribir un relato con un elemento común (palabra, imagen, canción…). 


Día 1. Nos han invadido y hemos tenido que escondernos en nuestro refugio secreto subterráneo. ¿Habrá más gente como nosotros, o seremos los únicos en salvarnos de esta catástrofe? Al menos, por ahora... De vez en cuando se oyen ruidos en el exterior. Personas que gritan por auxilio, niños que lloran y disparos por todas partes. No sabemos lo que sucede ahí fuera, pero preferimos estar aquí encerrados ideando una buena estrategia que nos libre de esos seres...

Día 2: Hoy el mundo de allá afuera parecía en calma. Durante horas el silencio se ha apoderado de las calles posiblemente devastadas. En el refugio se ha abierto una brecha. Algunos querían salir seguros de que todo aquello había pasado, otros en cambio, pensábamos que era la calma antes de la tempestad. No conseguimos retenerlos, y algunos salieron de nuevo a la superficie. Al principio escuchamos gritos alegres y victoriosos al no divisar amenaza alguna, poco después, minutos después, lamentos agónicos que se nos grabaron a fuego en la memoria. Lo único que logramos comprender entre chillido y chillido fue “¿qué son?”. No estábamos solos.

Día 3: Los nervios se apoderaron de la mayoría de los nuestros. El no saber qué criaturas estaban deambulando por las calles impedía concebir estrategia alguna. No sabíamos a qué nos estábamos enfrentando ni cuánto tiempo duraría aquella situación. Ni siquiera si habría alguien ocupándose de aquel infierno. El desconocimiento era lo peor. Todo había escapado del control del hombre.

Día 4: Intentábamos racionalizar la comida y el agua todo lo que podíamos. Llevábamos tiempo sin descansar y el miedo se estaba apropiando de nuestras mentes. Los sonidos del exterior confirmaban que alguien o algo estaba cerca. Al menos no volvimos a escuchar más gritos… No sé si lo hubiese soportado… Acabaría perdiendo la cordura.

Día 5: Las ideas se iban acabando, o se iban volviendo cada vez más descabelladas. Hubo enfrentamientos a causa del pánico y la inquietud. La situación es estaba volviendo insostenible.

Día 6: Casi una semana encerrados. Poco a poco perdemos la noción del tiempo. La noción de espacio. Incluso la ética y la moral. He percibido miradas extrañas, desconfiadas. Algo nada bueno se avecina. 


2 comentarios:

  1. ¡Dime que lo vas a continuar!
    ¡Porfi, porfi, poooorrrrrfiiii!
    Un besazo, Sara :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapaaa!
      Me alegra que te haya gustado jaja y sí, espero continuarlo xD
      ¡Un besazo guapísimaa!

      Eliminar